¿Cómo desactivo aplicaciones en segundo plano que podrían estar interfiriendo con el iniciador de Epic Games?

Entendemos lo frustrante que puede ser encontrarse con problemas de conexión o con fallas, así que estamos aquí para ayudarte. Si tienes problemas al usar el iniciador de Epic Games, podrían deberse a una aplicación de terceros que se ejecuta en segundo plano. Por suerte, es muy fácil desactivar cualquier aplicación en segundo plano con las siguientes instrucciones para los sistemas operativos más comunes.

Nota: Estos pasos podrían desactivar tu software antivirus y cortafuegos. Asegúrate de volver a activar tu software de seguridad una vez que hayas determinado qué aplicación, de ser el caso, está causando el problema.

Windows 8

  1. Presiona la tecla de Windows + R.
  2. En el cuadro que aparece, escribe msconfig y presiona Intro.
  3. En la ventana de Configuración del sistema que aparece, selecciona Inicio selectivo.
  4. Desmarca la casilla Cargar elementos de inicio.
  5. Haz clic en Aplicar.
  6. Haz clic en Aceptar.
  7. Haz clic en Reiniciar.
Después de reiniciar, no deberían iniciarse aplicaciones en segundo plano. Intenta conectarte con el iniciador de Epic Games.

Si el problema persiste, es seguro suponer que no lo está causando una aplicación en segundo plano. Puedes reactivar cualquier aplicación de inicio que hayas desactivado. Si aún no lo has hecho, sigue los pasos de este artículo. Si sigues teniendo problemas, comunícate con el equipo de asistencia al jugador de Epic Games y estaremos encantados de ayudarte.

Si el problema parece haberse resuelto, entonces algo que estabas ejecutando en segundo plano estaba causando el problema. Para detectar la causa, puedes reactivar las aplicaciones de inicio una por una hasta que el problema regrese.

Para verificar cada aplicación de inicio, haz lo siguiente:

  1. Abre el Administrador de tareas presionando Ctrl+Shift+Esc.
  2. Selecciona la pestaña Inicio.
  3. Cierra la primera aplicación de la lista.
  4. Intenta reproducir el problema.
  5. Si el problema no ocurre, repite los pasos 3 y 4, pero cierra la segunda aplicación en lugar de la primera. Continúa repitiendo el proceso con cada aplicación hasta que hayas resuelto tu problema o verificado cada aplicación. Cuando no puedas reproducir el problema, es probable que la causa sea la última aplicación que cerraste. Deberías desinstalarla de tu sistema o desactivarla del inicio.

Windows 10

  1. Haz clic derecho en tu barra de tareas.
  2. Haz clic en Administrador de tareas.
  3. Haz clic en la pestaña Inicio.
  4. Seleccionada cada aplicación de inicio activada y haz clic en Deshabilitar.
  5. Reinicia tu computadora.
Después de reiniciar, no deberían iniciarse aplicaciones en segundo plano. Intenta conectarte con el iniciador de Epic Games.

Si el problema persiste, es seguro suponer que no lo está causando una aplicación en segundo plano. Puedes reactivar cualquier aplicación de inicio que hayas desactivado. Si aún no lo has hecho, sigue los pasos de este artículo. Si sigues teniendo problemas, comunícate con el equipo de asistencia al jugador de Epic Games y estaremos encantados de ayudarte.

Si el problema parece haberse resuelto, entonces algo que estabas ejecutando en segundo plano estaba causando el problema. Para detectar la causa, puedes reactivar las aplicaciones de inicio una por una hasta que el problema regrese.

Para verificar cada aplicación de inicio, haz lo siguiente:

  1. Haz clic derecho en tu barra de tareas.
  2. Haz clic en Administrador de tareas.
  3. Haz clic en la pestaña Inicio.
  4. Haz clic en una aplicación y en Habilitar.
  5. Abre el iniciador de Epic Games.
  6. Si el problema no ocurre, repite este proceso, pero habilita la segunda aplicación en lugar de la primera. Continúa repitiendo el proceso con cada aplicación hasta que hayas identificado tu problema o verificado cada aplicación. Cuando no puedas reproducir el problema, es probable que la causa sea la última aplicación que desactivaste. Deberías desinstalarla de tu sistema o desactivarla del inicio.

Mac

  1. Reinicia tu computadora.
  2. Si tienes una ventana de inicio de sesión, haz lo siguiente:
    1. ​Mantén presionado Shift y haz clic en el botón Iniciar sesión.
    2. Deja de presionar Shift cuando aparezca el Dock.
  3. Si no tienes una ventana de inicio de sesión, haz lo siguiente:
    1. Mantén presionado Shift cuando aparezca la barra de progreso en la ventana de inicio.
    2. Deja de presionar Shift cuando aparezca tu escritorio
Reiniciar de esta manera iniciará tu Mac sin iniciar elementos de inicio de sesión no esenciales. Si el problema persiste, es seguro suponer que los elementos de inicio de sesión no son la causa del problema. Si parece que el problema se resolvió, es probable que la causa sea uno de los elementos de inicio de sesión. Para identificar la causa, puedes eliminar tus elementos de inicio de sesión y luego volver a agregarlos uno por uno hasta que reproduzcas el problema.

Para buscar elementos de inicio de sesión problemáticos:

  1. Abre Preferencias del sistema.
  2. Selecciona Usuarios y grupos.
  3. Selecciona el nombre de tu cuenta.
  4. Selecciona Ítems de inicio.
  5. Importante: Antes de continuar, haz una lista o toma una captura de pantalla de todos los elementos de inicio de sesión en la lista resultante. Necesitarás tenerlos más tarde para volver a agregarlos.

  6. Selecciona todos los elementos de la lista.
  7. Haz clic en Eliminar.
  8. Reinicia tu computadora.
Ahora que eliminaste todos los elementos de inicio de sesión, volverás a agregarlos uno por uno hasta que puedas reproducir tu problema.

  1. Abre Preferencias del sistema.
  2. Selecciona Usuarios y grupos.
  3. Selecciona el nombre de tu cuenta.
  4. Selecciona Ítems de inicio.
  5. Agrega el primer elemento de la lista que hiciste previamente.
  6. Reinicia tu computadora.
  7. Intenta reproducir el problema. Si puedes hacerlo, la causa probablemente sea el ítem de inicio que agregaste a la lista.

Repite los pasos anteriores para cada ítem de inicio en tu lista hasta que hayas identificado el elemento que causa el problema. Una vez que hayas hecho eso, elimínalo nuevamente y asegúrate de volver a agregar los ítems de inicio restantes de tu lista.

¿Ha resuelto el problema este artículo?

¿No puedes encontrar lo que buscas?

Dinos cómo podemos ayudarte.